Connect with us

Nacional

“México está en manos de criminales”: Marko Cortés denuncia “Estado fallido”

Published

on

AGENCIAS

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- “A cinco años de la política de abrazos a los delincuentes, el país se encuentra convulsionado por la violencia, México está en manos de los criminales y la gente vive con miedo, no hay gobierno, ni autoridad, sólo un Estado fallido”, advirtió el presidente del Partido Acción Nacional (PAN), Marko Cortés Mendoza.

Señaló que el partido Morena –del presidente Andrés Manuel López Obrador–, es una desgracia para México, por lo que urgió a cambiar el rumbo del país para tener un gobierno eficiente que regrese la paz y la seguridad.

“Estamos viviendo el sexenio más sangriento de la historia –lamentó– pero para el presidente se trata de ‘una exageración de los conservadores’ y las más de 87 muertes diarias de mexicanos, los 160 mil homicidios dolosos, los cerca de 110 mil desaparecidos, con 10 millones de delitos denunciados y una impunidad del 99 por ciento, para él simplemente no existen”.

Para el dirigente nacional del PAN, en México se viven las consecuencias de las “ocurrencias” de López Obrador:

“Al ofrecer abrazos a los delincuentes hizo más fuertes a los cárteles del narcotráfico, cedió el gobierno de amplias zonas del país y abandonó a millones de mexicanos al capricho de la delincuencia”, condenó.

El líder de Acción Nacional recordó que en los últimos días se han registrado rebeliones populares comandadas por grupos del crimen organizado, asesinatos de periodistas, jueces trabajando en su casa por miedo al narco, ataques con drones explosivos, olas de terror entre la población por balaceras, autos quemados y una guerra civil en estados como Chiapas y Michoacán entre autodefensas y narcotraficantes.

También aseguró que los criminales están infiltrando como nunca comunidades, fuerzas policiales y gobiernos:

“López Obrador se niega a reconocer la realidad y su gobierno, pública y cínicamente, se sienta a negociar con los criminales, como vimos en Chiapas y Guerrero, para liberar a los rehenes. El gobierno no hace nada ante las narco-bombas contra la policía y permite esas expresiones del narcoterrorismo”.

El jefe nacional del blanquiazul afirmó que la base social del crimen organizado es producto del miedo a los criminales, pues la gente tiene miedo de perder sus bienes y predios, miedo a perder su ganado o sus cultivos, tienen miedo a perder su vida y la de sus seres queridos, porque tristemente la tranquilidad y libertad ya la perdieron.

Anunció que su partido impulsará desde el Congreso de la Unión que regresen los recursos federales para la seguridad en los municipios, una policía nacional civil, bien pagada, equipada, tecnificada y organizada, Así como la formación de ministerios públicos realmente profesionales, que realicen investigaciones y expedientes sólidos contra los delincuentes.

Para Marko Cortés, mientras la delincuencia se apodera del país, el presidente ataca a la oposición, a los medios de comunicación y a todo aquel que piense diferente, solo para crear distractores con el fin de ocultar que su gobierno ya fue completamente rebasado por la violencia.

Afirmó que al ofrecer abrazos a los delincuentes, López Obrador hizo más fuertes a los cárteles del narcotráfico.

contador de visitas para web

error: Contenido protegido