Síguenos

Local

Entre pobreza y olvido, así despidieron a Isaías

Published

on

OMAR VÁZQUEZ VALENCIA

Cosoleacaque. Entre cánticos religiosos y respaldados de la palabra de Dios, es como familiares de Isaías Álvarez Rodríguez despidieron sus restos mortales tras 14 días de agonía en el hospital.

Don Pedro un hombre de la tercera edad pide justicia para su hijo de 34 años, el que la noche del domingo dos de agosto fue atropellado en el Bulevar Instituto Tecnológico, por el chófer del taxi 1150.

Isaías murió a eso de las dos de la mañana del lunes, su cuerpo, fue entregado 12 horas después entre el dolor y las deudas que dejaron su hospitalización y las que rebasan los 30 mil pesos.

“Quiero que este crimen no quede impune, que se haga justicia, porque no mataron a un perro, mataron a un ser humano y le pido a las autoridades que no se vendan, que hagan su trabajo porque para eso les pagan”.

Con voz firme pidió a las autoridades una investigación real y exhortó a que “no se vendan” al hacer referencia que el presunto culpable estuvo preso un par de días para después alcanzar su libertad.

Puso de manifiesto que en medio de la desgracia, no han recibido un solo peso para gastos médicos y ahora el tema fúnebre.

“Queremos que las autoridades sean conscientes, que no sean como esos funcionarios que se venden por dinero, ahorita el asesino anda libre, a nosotros nos quedaron las deudas y todo con dinero prestado que tenemos que devolver”.

Al darse las acusaciones de presuntas irregularidades en el caso, partiendo de que en la Fiscalía no existió el ofrecimiento de un abogado de oficio, se da la intervención del presidente de la organización Resistencia Civil, que acudió al llamado de la familia asentada en la colonia Díaz Ordaz del municipio de Cosoleacaque.

“Jurídicamente veremos si está correctamente entablado el expediente, vamos a checar el expediente con los abogados”, precisó el contador Alberto Sánchez López, presidente de la agrupación referida.

Manifestó el luchador social que han de analizar de lleno el caso con la idea de conocer los detalles y poder apelar el veredicto que en primera instancia culpabiliza al extinto por no haber utilizado el puente peatonal.

“Vamos a revisar y poder checar que las cosas se hayan hecho conforme a la ley, por eso todo el apoyo a quienes nos lo están solicitando”.

Ayer en la tarde Isaías fue sepultado en el cementerio municipal de Cosoleacaque, predio donado por autoridades junto a la fosa realizada por amigos y conocidos de la víctima de escasos recursos y para quien exigen justicia.

 

contador de visitas para web