Síguenos

Local

Nace conflicto entre policías y motociclistas

Published

on

OMAR VÁZQUEZ VALENCIA

Minatitlán. Al darse la llegada de la Policía Vial a Minatitlán, dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) surgieron las primeras controversias entre motociclistas y uniformados; la autoridad se niega a hacer válida licencias foráneas, por lo que ambas partes se apegan a artículos constitucionales en busca de respaldar la postura.

Eucario Santos Herrera, dirigente de la unión de propietarios y choferes de motocicletas de la zona sur, hizo hincapié a la existencia de permisos para conducir adquiridos en el estado de Guerrero por la gran mayoría de los agremiados.

Se estima que el plástico tiene un costo de 400 a 500 pesos, contrario al importe de mil pesos o más en el estado de Veracruz.

Esto llevó a muchos de los conductores a hacer valido el artículo 111 constitucional que marca la legalidad de licencias de cualquier estado para circular libremente por la república mexicana.

Sin embargo, los agentes viales se apoyan al párrafo 57 del reglamento de Tránsito que sugiere circular con anuencias propias del territorio al que se pertenece.

Esto causó ayer un conflicto entre conductores y oficiales, que trataron de dirimir la conformidad de conducir bajo el alegato que son apócrifos y fuera del marco legal.

Santos Herrera, negó la acusación pidiendo, incluso, al secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado poner atención en la demanda que hoy hacen pública.

Además, el dirigente motociclista solicitó a los socios atender las revisiones de los policías, colaborando al mostrar la documentación básica con la que en teoría deben de trasladarse para no ser sancionados.

El entrevistado aprovechó para arremeter contra de la SSP, dependencia a la que acusó de colocar retenes inconstitucionales.

“Hay un retén en la entrada del Naranjito, se supone que es para reaccionar en caso de una situación de emergencia pero lo agarran como retén y es ilegal”.

Santos precisó que hoy día dirige a unos 600 representados de los que por lo menos el 95% viajan en regla tal cual lo marca la ley.

Al resto los calificó como “rebeldes”, siendo el porcentaje que acapara la atención de los oficiales para proceder a la infracción.

Ante el esfuerzo de la agrupación por permanecer bajo la legalidad, descalificó la presencia de patrullas y otros vehículos oficiales los que son utilizados sin placas o permisos, pidiendo predicar con el ejemplo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

contador de visitas para web